lunes, 5 de septiembre de 2011

Marea, de vuelta a Berriozar

   Terminado el curro en Canadá, Mapatxe y Kolibrí regresan a casa con el máster en la maleta.
La banda se muestra exultante, por lo visto, el disco supera todas las expectativas. 
Han pasado ya unos días y Kolibrí me llama,  --Fernando, el jueves en el estudio, vamos a hacer una audición para los medios, y me gustaría que estuvieras. Yo andaba pasando unos días un tanto de bajón, y la noticia me pone las pilas; vaya lujazo, todo un privilegio poder escuchar este disco en primicia.
Para describir aquella tarde en los Estudios R5 necesitaría varios folios, así que dejo aquí el reportaje que J. Oscar Beorlegui  hace para la Rock Estatal, y en el que define mejor que nadie,  ese primer encuentro con "En mi hambre mando yo".
Al disco, cómo al chuletón, vuelta y vuelta, que la primera escucha nos supo a poco a todos.
Y todavía con los pelos cómo escarpias, la hora de las entrevistas.  

1 comentario:

  1. Gracias Infinitas Compadre !! por hacernos participes de semejante momentooooo...Abrazako

    ResponderEliminar