martes, 7 de agosto de 2012

Barricada en Benifairó

   Hace un par de semanas me embarcaba con Barricada en la aventura que supuso salir de bolo hacia tierras valencianas, y digo aventura por las trece horas que nos costó cubrir el trayecto desde Artika a Benifairó. Una avería en la furgoneta nos hizo tirarnos todo el día de aquí para allá, recorriendo el trayecto por etapas, y haciendo lo imposible por cubrir el viaje, llegar con el tiempo justo para cambiarse de ropa y subir al escenario.
Cómo nos decía Jokin, allí tirados en la cuneta, los hombres se forjan en la adversidad, así que al menos volvimos a casa hechos un poco más hombres, ya que tiempo y adversidades tuvimos de sobra para ello. En las situaciones difíciles es donde se ve de que pasta están hechas las personas y cómo tirando del carro entre unos y otros, se consigue que al final todo llegue a buen puerto.
En definitiva, otro conciertazo al que pude asistir, otra marca en la culata, con el añadido de un viaje en la mejor de las compañías, y en el que lejos de acusar el cansancio acumulado, los Barri salieron a regalarnos lo que mejor saben hacer, una gran noche de rock and roll.
Gracias una vez más a Rakel Talens por abrirme las puertas de su casa y ejercer de taxista (se está convirtiendo en una costumbre cada vez que me acerco a Valencia), eres más grande que la luz del día.

2 comentarios:

  1. Buen ojo, recién llegábamos a la estación a la espera de que otra furgoneta nos llevase hasta Benifairó.
    Saludos.

    ResponderEliminar