martes, 13 de noviembre de 2012

Bocanada en Madrid, fin de gira

   Que difícil colgar esta entrada, cuando la mirada se llena de recuerdos y los ojos apenas aciertan a ver lo que uno escribe.
Que grande fue fotografiar en su día a Satriani, o hacer lo propio con Lynn Turner o Glenn Hugues, pero nada comparable a compartir furgoneta y fin de semana con los de Berriozar. Con ninguno de los "grandes" he tenido el placer de sentarme a la mesa, ni jamás saldré de mambo, para terminar compartiendo un trozo de colchón y el ibuprofeno del día después.
A estos cinco de Berriozar, los he visto nacer, estuve ahí cuando aparecieron sus primeros dientes y empezaron a morder, los he visto llorar y reir, y sin prisa pero sin pausa, los voy viendo hacerse mayores. Nada comparable a esto.
Termina una gira, fin de esta etapa; la próxima, más intensa si cabe.
Amigos, gracias por compartir con el yayo todos estos momentos.

3 comentarios:

  1. GRANDES!!!!!!!!!!!!!!
    JOSUBERRIOZAR

    ResponderEliminar
  2. Gracias Fernando Lezaun por haceme vivir con tu blog, cada concierto al que no pude ir. Gracias, por acercarme al día a día de este grupo que me "toco el alma, el corazón y las entrañas" cuando los escuché por primera vez este verano en berriozar.
    Gracias a ti y a ellos por hacerme sentir.
    Mil gracias maestros

    ResponderEliminar
  3. Gracias a tí, por dedicar este instante de tu vida a seguir mi trabajo.
    Saludos.

    ResponderEliminar