martes, 3 de septiembre de 2013

Tres generaciones

   Alfredo, Iker, y Noah, tres generaciones, tres Piedrafita delante de mi objetivo.
Cuando se presenta la oportunidad de hacer una foto cómo esta, y el resultado es tal y cómo tú lo tenías en la cabeza, no puedes sino sentirte la persona más afortunada del mundo.
Aún así, siempre hay alguien que se cree con el derecho de decirle a uno lo que tiene que hacer, y por ahí no paso, si algo me da la fotografía, es libertad, aquí no dependo de una nómina, ni de estrictos horarios, ni mucho menos de que venga el listo de turno a decirme a quien tengo que retratar y a quien no.
Amigo de mis amigos, siempre, y del resto, ellos verán.

7 comentarios:

  1. Muchas gracias Jaime, siempre tan generoso con tus comentarios

    ResponderEliminar
  2. Cada vez q veo esta foto me gusta mas! Ya me la imagino dentro de unos años portada de la revista mas rockera q haya en el momento cada uno con su guitarra (pq Noah tocara la guitarra, o sino el triangulo electrico, no?? =P )

    ENHORABUENA Lezaun por semejante FO-TA-ZA q trasmite mucho no, mas!!

    (yo estoy en el grupo de los amigos o en 'del resto'? =P )

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Ana, celebro que te guste.
      Tú siempre estarás en el grupo de los amigos (al menos mientras sigas demostrando tener tan buen gusto, jejeje).

      Eliminar
  3. ¿Pero es que alguien ha tenido el morro de decirte lo que debes hacer? Parece increíble. Tú sigue haciendo lo que quieras, que lo haces muy bien. Y la foto, preciosa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Si, la verdad, hay gente que se cree con derecho a todo, pero por supuesto que seguiré haciendo lo que más me gusta.
      Gracias por tu comentario.

      Eliminar
  4. Preciosa foto. El txiki mira al yayo!

    ResponderEliminar