miércoles, 25 de noviembre de 2015

Ciclonautas, nuevo disco

   Este viernes 27, Ciclonautas, presentan su segundo disco. Bienvenidos los muertos, ve la luz en una edición de lujo, donde se ha cuidado hasta el más mínimo detalle. Con una portada, que nada más verla, uno ya siente ganas de escuchar que esconde dentro. Y no defrauda. Diez cortes, que a tenor del potente arranque de gira que acaban de anunciar, van a sonar a lo largo y ancho del estado.
Para conocer más detalles del disco, y de la gira que arranca en enero, te remito a su web, www.ciclonautas.net, y si te pilla cerca, recuerda, este viernes a las 18:30, estarán ofreciendo un acústico en Elkar, en la calle Comedias, del casco viejo de Iruña, donde también podrás aprovechar para que te firmen el disco.




miércoles, 11 de noviembre de 2015

Ciclonautas, Bienvenidos los Muertos

   Otro videoclip en el que he tenido el placer de participar. Siempre digo, que un rodaje es una magnífica oportunidad para hacer buenas fotos, y en esta ocasión, más si cabe, por la producción y el despliegue de medios con que se contaba.
El tema elegido, presentación del disco que verá la luz en próximas fechas, un pedazo de single. Suena de miedo, nunca mejor dicho, y el videoclip, dirigido por Diego Latorre, espectacular. Seguro que va a dar mucho que hablar, viendo la buenísima acogida que está teniendo en las redes.




miércoles, 4 de noviembre de 2015

Kutxi Romero en R-5

   Algo muy grande se está cocinando en los estudios R-5 de Orikain.
Canciones, que en ocasiones he visto nacer, que he podido escuchar casi desnudas, unas veces, incluso desprovistas, aún, de letra, con esa melodía en forma de tarareo, que será el colchón donde acomodar luego las palabras, temas que, otras veces, parecían traídos por el viento, Kutxi, compadre, no puede ser que tengas ya esta canción terminada, cuando hace un rato sólo había aquí  un par de acordes.
Y quedarte con la boca abierta, viendo cómo a veces, con tan poco, se puede decir tanto.
Lo dicho, el compadre Kutxi Romero, metido hasta las cejas, en el fregao de registrar en el estudio su proyecto personal, que no en solitario, porque compañeros de viaje, nunca le han faltado.